Diferencias entre ser un líder y un manager

  • 30.10.2017

Continuando con la temática de distinción entre liderazgo y gestión, sabemos que hay distinciones importantes entre manejar y dirigir. Aquí mencionamos algunas de esas diferencias:

Los líderes crean una visión, los gerentes crean metas: Los líderes señalan lo que consideran posible e inspiran y comprometen a su gente a convertir esa visión en realidad. Ellos activan a la gente para ser parte de algo más grande. Saben que los equipos de alto rendimiento pueden lograr mucho más trabajando juntos que los individuos que trabajan de manera autónoma. Los gerentes son quienes se enfocan en el proceso, en establecer, medir y alcanzar metas. Controlan las situaciones para alcanzar o superar sus objetivos.
Los líderes son principalmente agentes de cambio, mientras que los gerentes tienden a mantener el statu quo. Los líderes saben que incluso si las cosas están funcionando, podría haber una mejor manera de avanzar. Los gerentes se adhieren a lo que funciona, refinando sistemas, estructuras y procesos para mejorarlos.
Los líderes toman riesgos, los gerentes controlan el riesgo. Siempre es importante que la compañía tenga un buen equilibrio entre ambas fuerzas. Los líderes están dispuestos a probar cosas nuevas, incluso si pueden fallar miserablemente. Los gerentes trabajan para minimizar el riesgo. Ellos buscan evitar o controlar los problemas en lugar de abrazarlos.
Los líderes se centran en el largo plazo, los gerentes piensan a corto plazo ya que están más imbricados en el día a día. Los líderes tienen intencionalidad hacia una meta grande, a menudo muy distante. Los gerentes trabajan en metas a más corto plazo, buscando éxitos más pequeños pero más regulares.
Los líderes saben que si no están aprendiendo algo nuevo todos los días, no están quedándose en el mismo lugar, sino que se están quedando atrás. Buscan seguir siendo relevantes en un mundo de trabajo siempre cambiante. Los gerentes a menudo recuperan lo que los hizo exitosos, perfeccionando las habilidades existentes y adoptando comportamientos probados.
Los líderes construyen relaciones, los gerentes construyen sistemas y procesos. Los líderes se enfocan en las personas, todas las partes interesadas que necesitan para influir en la realización de su visión. Los gerentes se enfocan en las estructuras necesarias para establecer y alcanzar metas. Se centran en la analítica y aseguran que los sistemas están en su lugar para lograr los resultados deseados. Trabajan con los individuos y sus metas y objetivos.
Los líderes saben que las personas que trabajan para ellos son competentes y son optimistas sobre su potencial. Resisten a la tentación de decirle a su gente qué hacer y cómo hacerlo. Los gerentes asignan tareas y proporcionan orientación sobre cómo lograrlas.