Elegir una Compañía de Gestión de Cobros

  • 06.02.2017

Es posible que ante un cliente moroso su negocio deba acudir a la ayuda de una agencia de recaudación para activar mecanismos que le permitan recuperar el dinero que se le debe.

Las empresas de gestión de cobro, se centran en la recuperación de las deudas, con una serie de actividades, incluyendo las comunicaciones por vía telefónica, por escrito y por correo electrónico. En casos extremos, a menudo se emplean recursos legales en nombre de su empresa. Y el método es efectivo: las agencias de cobro son responsables de decenas de miles de millones de dólares en colecciones cada año, y 2017 sin duda no será diferente.

 
Las compañías de gestión de cobros como Grupo Emac son eficientes en la recuperación de deudas porque entienden qué tácticas y estrategias son más eficaces. Tenemos las herramientas y tecnologías para ayudarles a localizar a las personas que se han mudado o cambiado de número de teléfono. Más allá de los esfuerzos de recolección básica, también se proporcionan servicios de facturación tales como procesamiento, codificación, impresión y envío por correo. Algunos casos también ameritan servicios de telemarketing, contabilidad o administración de negocios.

 
Si usted ha decidido contratar a una agencia de cobros, es importante que haga una investigación primero para entender la manera en que trabajan y cómo pueden ayudarlo con su caso.

 
Grupo Emac posee un sitio web (emacsa.com.ar) donde puede dejar las consultas que desee sobre nuestros servicios. Puede confiar en nuestro expertise y nuestro profesionalismo así como nuestra familiaridad con todo tipo de industrias y sus procesos de cobros, sumado al hecho de que el éxito de Grupo Emac, cómo agencia respetable en quien decida confiar, no depende de tácticas inescrupulosas, acosadoras o ilegales para recaudar. Actuar correctamente es sinónimo de proteger los intereses de su negocio.

 
Si está pensando en elegir una compañía de cobros que le ofrezca el servicio que precisa, puede guiarse por un cuestionario como el que sigue para definir su caso y en qué necesita ser asistido:
– ¿Es un proceso de cobro que tiene por objetivo a una empresa? ¿A un individuo? ¿A ambos?
– ¿Aproximadamente cuál es el valor que intenta cobrar?
– ¿Para cuantas cuentas está precisando activar el proceso de cobro?
– ¿Aproximadamente cuántas cuentas están actualmente en litigio y / o se ha dictado ya una sentencia?
– En promedio, ¿cuánto tiempo tienen las cuentas o deudas pendientes?