¿Qué medidas tomar para gestionar el cobro de deudas? (parte 1)

  • 20.07.2017

La gestión de cobros de deuda es un proceso que requiere planificación anticipada para poder actuar de la mejor manera en el proceso. Uno de los principales puntos a tener en cuenta es actuar de forma inmediata al detectar un caso de deuda, siendo capaces de dar respuesta a las situaciones desde el comienzo antes de que las mismas complejicen el manejo de los costos de la empresa. La detección de esa primera alarma con la suficiente antelación nos permitirá tomar las medidas necesarias para resolver el problema lo antes posible mediante una solución de cobro acorde a la situación de cada deudor.

Como medida primera, se debe averiguar y definir el motivo del incumplimiento de pago en las fechas pactadas con el cliente, es decir, lo que ocasionó llegar a tal situación. Este punto no es tan fácil de identificar, y para facilitarlo es ideal contar con informaciones fidedignas que muchas veces pueden llegar distorsionadas por el propio cliente o incluso por nuestra falta de seguimiento. En la gran mayoría de los casos, los deudores quizás hasta relacionen el motivo de su deuda a una causa fortuita e inesperada fuera de su voluntad. Entre los motivos más repetidos, aparecen los problemas relacionados a la compañía al efectuar la factura, errores de un tercero actuando como intermediario entre el deudor y el centro de contacto, el desconocimiento del moroso acerca del monto a pagar o la mala intención de parte de él para evadir sus responsabilidades frente a la compañía.
Como segunda acción, el agente encargado del cobro debe unificar la información de la deuda, reuniendo todos los documentos establecidos al momento de pactado el proceso de pago. De esta manera, al presentar un reclamo para cancelar los pagos, el encargado de llevarlo adelante, podrá hacerlo con razones válidas y fundamentadas. Además deberá conocer el estado jurídico, financiero, de solvencia, y liquidez del deudor para tomar decisiones teniendo en cuenta todos los datos e información referida a él.
En el siguiente artículo, comentaremos más acerca de las medidas a tomar como guía en nuestro proceso de gestión de cobros.